Precarias tiendas



El espacio del que usualmente dispone un estudiante en su tienda es de unos 8 m2. Explica Víctor Sidy, de primer año: "Wright siempre sostuvo que la naturaleza es el mejor maestro para un arquitecto (...) si puedes construir un refugio en el que puedes vivir, estás en camino a convertirte en un arquitecto". Casi todos los refugios constan de muros bajos construidos en piedra y una cubierta de género sobre una estructura metálica. Cada refugio es un modelo en miniatura de los orígenes de Taliesin, cuyas cubiertas iniciales fueron de tela. Los aprendices disponen de lugar seguro en el edificio principal, pero pasan la mayor parte del tiempo en sus refugios. "Los refugios son laboratorios vivientes para el descubrimiento de la arquitectura", afirma Víctor, "aquí te conviertes en tu propio arquitecto, tu propio constructor y tu propio cliente". Varias fotos en peterbeers.net